Al cuerpo de policías metropolitanos que acudieron a las zonas afectadas por el terremoto en Manabí y Esmeraldas se unió un joven paramédico que prestó su ayuda como voluntario.  

Volver