5 recomendaciones de periodistas en Ecuador para la cobertura de desastres naturales

Editar artículo

Compartir

El Foro de Periodistas del Ecuador recogió varios criterios de periodistas que cubrieron la zona afectada por el terremoto.

Noticia tomada del Foro de Periodistas de Ecuador.

El 16 de abril pasado, Ecuador sufrió el terremoto más fuerte ocurrido desde 1979. Según últimos reportes, el fuerte sismo dejó al menos 660 fallecidos y más de 22.000 personas albergadas. En esta nota del Foro de Periodistas de Ecuador (FOPE), varios de los periodistas que acudieron a las zonas devastadas en la costa ecuatoriana ofrecen sus recomendaciones para este tipo de coberturas periodísticas.  

  1. Respeto a las víctimas

Marcos Vaca, quien reportó para El País de Cali, resalta la importancia de entender la situación compleja que viven las víctimas del terremoto.   

“Lo primero es hacerlo con respeto a las víctimas; recordar que ellos están en una situación compleja. Con las redes sociales, por ejemplo, corres el riesgo de convertirte tú en el protagonista. La humanidad debe ser parte de tu trabajo periodístico. Cuando estás reporteando deber tener claro que tú no eres médico, bombero… tú eres un contador de historias. Sin embargo, la realidad te puede ganar porque eres humano. La gente quiere que ayudes de mil formas y la tuya es contar lo que ocurre”.  

  1. Escuchar a los afectados

Paúl Mena Erazo reportó para la BBC de Londres durante varios días desde la zona de Pedernales, uno de los pueblos más afectados tras el terremoto del sábado 16 de abril.  

"Conversar con los afectados, escucharlos, saber de su dolor, sus necesidades e incertidumbre. Reconocer que ellos son los principales actores de la información que vamos a difundir. Tratarlos con respeto al manejar nuestra labor periodística con ética y responsabilidad. Ser sensibles para trasmitir de la mejor forma su situación a nuestras audiencias, y al mismo tiempo llevar adelante nuestro trabajo de reporteros en el campo con el mayor profesionalismo. Como dice Ryszard Kapuscinski sobre el periodista: "si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias"".  

  1. Periodismo anclado a las voces de la gente

Diego Cazar, periodista de la revista digital La Barra Espaciadora, llegó a la zona del desastre junto con un vehículo del Cuerpo de Bomberos de Quito.   

“En periodos difíciles es cuando se prueba mucho más que el periodismo debe estar anclado a las voces de la gente de aquí (zona afectada) y no de las autoridades solamente. Mucho más cuando entran en conflictos políticos”. “Los medios de comunicación en la cobertura de situaciones de crisis deben explorar todas las posibilidades de creatividad para poder acceder a la información y difundirla de manera responsable”.  

  1. Periodismo, no heroísmo

Ana María Cañizares, periodista de Teleamazonas, se dirigió a la segunda provincia más afectada del país a causa del terremoto, Esmeraldas.   

“No somos la noticia, somos contadores de historias. No somos héroes, ni los sacrificados de la tragedia. Es el trabajo que elegimos”. Así comentó en su cuenta en la red social Facebook y en twitter. 

         5. Ser autónomos

Eric Samson, corresponsal de Radio Francia Internacional, ha ido por dos ocasiones a la zona afectada y está organizando su tercer viaje para seguir recorriendo los pueblos con más daño.   

“Primero tienes que ir un mínimo equipado. Llevar tu material. Evitar el problema de muchos voluntarios que se fueron y se volvieron más un problema que la solución. Luego depende de cómo te vas a desplazar. Sean autónomos. Tengan consigo baterías, pilas. Piensen que no van a tener donde recargar, mucho menos en Pedernales. Llamen a sus medios antes para que sepan a dónde van, con quién están, estén seguros de qué les van a pedir. Tratar de planificar muy bien la transmisión de datos. Cuando hay un temblor así, un terremoto, las historias están en cada esquina, no es complicado. Lo único es tener un comportamiento adecuado con la gente, no hay que ser agresivos. Hay que saber tratar a las víctimas de las catástrofes mostrando simpatía”. 

Valora este artículo
(1 Voto)

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver