Pacientes temen por su atención en SOLCA

Editar artículo
Pacientes temen por su atención en SOLCA Foto: Ciudadanía Informada

Compartir

Además varios proyectos de ampliación y compras de insumos médicos peligran por la deuda del Gobierno.

El Estado ecuatoriano le debe a Solca núcleo de Quito, alrededor de USD 35,9 millones. De esta dependen unidades oncológicas de Ambato, Ibarra, Santo Domingo y hasta el 2015 Sucumbíos.

Solón Espinoza, presidente del núcleo de Quito, detalló ayer (03/03/2016) que por la delicada situación financiera de la casa de salud han tenido que frenar proyectos y la compra de medicamentos e insumos, además de mantenimiento del hospital.  

Como prioridad, señaló Espinoza que se tenía planificado la ampliación del hospital Solca Quito, la construcción de clínicas oncológicas en Ibarra y Santo Domingo, el reemplazo de los aceleradores lineales y la adquisición de nueva tecnología.

Esto porque se ha incrementado la atención desde el 2009 hasta el 2015 en un 26.58 % por años. Hasta el momento, contó el presidente que se ha contabilizado 12 800 atenciones médicas.

Desistir de las obras, Solca evitaría que las deudas del Estado pongan en riesgo la permanencia de la atención médica a la que califican los pacientes como “atención que nos devuelve la vida”.

Rosario Martínez, paciente de hace 4 años, comenta que Solca ha sido su casa, pero “desde que entró el Ministerio de Salud puedo ser atendida hasta el 12 de marzo y ahora tengo que hacer un convenio”.

“Muchos remedios son caros”, comenta la señora sobreviviente al cáncer de mama, y si el hospital no tiene dinero tendrá que comprarlos o ir a una clínica privada y en muchos casos, los pacientes son de escasos recursos.

Este es el caso de Miguel Ángel Andrango, de 65 años, oriundo de Ibarra, por un año recibe quimioterapia por ser afiliado al seguro campesino. Su hija, Andrea, comenta que una vez al mes viajan hasta Quito para que el señor pueda recibir el tratamiento.

“A veces tenemos que comprar los medicamentos, porque hay algunas que no están en el alcance (de Solca) y nos mandan a comprar afuera”, comenta la joven.

“Me cogió de sorpresa la noticia que están en crisis porque nos quedaríamos con las puertas cerradas para la salud y como somos de escasos recursos no sabríamos qué hacer”, añadió.

Según cifras de Solca, se calcula que la deuda a escala nacional bordea los USD 130 millones. Dinero que, dicen los pacientes tiene que ser pagado porque la atención el hospital oncológico es de primera.

Luis Benalcazar, paciente desde hace 19 días, cuenta que no paga por ningún servicio. El profesor jubilado fue derivado por el seguro social por un problema en su cuerda bucal derecha. Junto a su hija comenta que los pacientes respaldarán al hospital en todo “apelamos a la sensibilidad del señor presidente para que permita el pago de las deudas”, dijo.

Por su parte, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, aclaró que ha pagado más de USD 24,7 millones desde el 2015 y que no tiene deudas pendientes con Solca.

Gobierno pagará la deuda

La Ministra de Salud, Margarita Guevara, pidió ayer a los directivos de Solca más respeto a la dignidad de pacientes y familiares. Aseguró que “están usando a los pacientes para sus intereses”.

Sin embargo, Rosario Martínez, dice que es falsa esta declaración porque los pacientes son bien atendidos por los doctores oncólogos y que les brindan atención mejor que en su casa. “Si no puedo ser atendida soy capaz de darme un tiro”, recalcó la paciente indignada porque el lugar que le devolvió la vida necesita recursos económicos.

El ministro de Finanzas, Fausto Herrera, dijo ayer en una entrevista radial que se reunió con Espinosa y que el lunes se pagó USD 16 millones. “Se le debe USD 22,9 a Solca y está en proceso (el pago)”.

Hasta el momento Solca mantiene una deuda de USD 40 millones con sus proveedores. Y cada vez tienen menos espacio para negociar las entregas con pospagos.

Según Solón Espinoza, solo a Quito, desde el 2014 le corresponde USD 17,2 millones que el Estado debió cubrir en 4 cuotas trimestrales, es decir, los cinco primeros días de enero, abril y octubre de cada año. “Pagos que hasta el momento, están con retrasos”, añadió.  

Valora este artículo
(0 votos)

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver