La quema de monigotes es una de las cábalas que los ecuatorianos realizan cada 31 de diciembre para dejar todo lo malo atrás y recibir al nuevo año con buena actitud.

Autoridades de la capital y a través de redes sociales, las instituciones de control previenen a la ciudadanía sobre las medidas de seguridad que deben tomar durante los festejos por Fin de Año.

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver