Publican fotos y cartas papa Juan Pablo II con una mujer casada

Editar artículo
Publican fotos y cartas papa Juan Pablo II con una mujer casada Foto: BBC / Foto cedida por Bill y Jadwiga Smith

Compartir

La cadena de noticias BBC tuvo acceso a algunas cartas escritas por Juan Pablo II, pero no pudo ver las escritas por las cartas de la destinataria.

"Buscaba desde el año pasado una respuesta para estas palabras tuyas: 'te pertenezco'".

"Y finalmente, antes de dejar Polonia, encontré un camino: un escapulario. (Con él demuestro) la dimensión en la que te acepto y te siento en todo tipo de situaciones, cuando estás cerca y cuando estás lejos".

Son palabras escritas por Karol Wojtyla el 10 de septiembre de 1976, dos años antes de ser ordenado Papa y convertirse en Juan Pablo II.

Su destinataria: la filósofa estadounidense de ascendencia polaca Anna-Teresa Tymieniecka, una mujer casada.

Líneas como esa, contenidas en cientos de cartas, revelan la intensa amistad que ambos compartieron por más de 30 años.

Aunque no hay en ellas evidencias de que el sumo pontífice rompiera el voto de celibato.

La BBC tuvo acceso tanto a algunas de las cartas escritas por Juan Pablo II, aunque no pudo ver las escritas por la mujer al futuro Papa.

También existen también fotografías que dan testimonio de tal relación.

Faceta poco conocida

Los documentos muestran una faceta poco conocida de Juan Pablo II.

La amistad entre ambos comenzó en 1973, cuando Tymieniecka contactó con el futuro Papa, el cardenal Karol Wojtyla, entonces arzobispo de Cracovia, por un libro de filosofía que él había escrito.

La mujer, que tenía entonces 50 años, viajó de Estados Unidos a Polonia para comentar el texto.

Poco después, ambos empezaron a intercambiar cartas.

El esposo de Tymieniecka era Hendrik Houthakker, un distinguido economista de Harvard que tras el colapso del comunismo aconsejó al Papa sobre economía.

Y en reconocimiento de esos servicios, el sumo pontífice le concedió el título de caballero papal.

El matrimonio tuvo tres hijos.

En 1974 le escribió a Tymieniecka que estaba revisando cuatro de las cartas que ella le había enviado en un solo mes, porque eran "muy significativas y profundamente personales".

También hay fotografías que atestiguan la relación, que nunca se han hecho públicas y que muestran a un Wojtyla relajado.

Algunas son de caminatas en el campo y de jornadas de esquí a las que el futuro sumo pontífice invitó a su amiga.

Tymieniecka incluso se unió a él en una acampada en grupo.

Y también hay imágenes en las que se ve a la filósofa visitando al ya Papa en el Vaticano.

En 1976 el cardenal Wojtyla asistió a una conferencia católica en EE.UU.

Y Tymieniecka lo invitó a quedarse con su familia en la casa de campo que ésta poseía en Nueva Inglaterra, en el noreste del país.

Las cartas escritas por el futuro Papa después de aquel viaje reflejan a un hombre que lucha por encontrar sentido, en términos cristianos, a su relación, por lo que hace pensar que ella pudo haber revelado intensos sentimientos por él.

En una de estas cartas, fechada en 1976, él escribe: "Mi querida Teresa, he recibido las tres cartas. Escribes que estás destrozada, pero no puedo encontrar respuesta para esas palabras".

Y la describe como "un regalo de Dios".

Nota tomada de: BBC 

Valora este artículo
(0 votos)

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver