Un delfín del plata es sacrificado por turistas argentinos, los motivo: curiosidad  y tomarle fotos.

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver