La normativa permite la creación de un Servicio de Protección Público (SPP) compuesto por civiles que podrán portar armas letales.

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver