Por el presunto delito de secuestro contra el presidente de la República, Rafael Correa, durante la revuelta policial del 30 de septiembre del 2010, el fiscal Fabián Salazar acusó a 14 personas: ocho en calidad de autores y seis como cómplices.

Entre los investigados consta el general Florencio Ruiz, quien ya fue declarado inocente por el delito de rebelión en caso 30S

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver