El presidente, Lenin Moreno, dejó sin funciones al vicepresidente, Jorge Glas, sobre quien cae un manto de dudas e investigaciones en torno a casos de corrupción, entre ellas por escándalo de Odebrecht.

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver