La normativa permite la creación de un Servicio de Protección Público (SPP) compuesto por civiles que podrán portar armas letales.

Un escándalo ha generado en Ecuador los polémicos vídeos del entrenamiento militar a un grupo de civiles, para contrarestar las protestas sociales.

Reportaje Ciudadano

Aliados

Volver